Este es un título que se ha publicado muchas veces, en muchos medios, y seguramente en muchos lugares del mundo.

Pero para los Argentinos el fútbol realmente es una cuestión de Estado, así lo demuestra como los sucesivos gobiernos han intervenido en la política de la AFA para llevar adelante sus proyectos de poder. Futbol para Todos ha sido la mayor muestra, en Democracia, de esa vocación por utilizar al futbol como mecanismo para lograr el consenso social. En el gobierno de Macri se pudo ver esa intención en la mas trucha y representativa (de la política argentina) elección de autoridades.

El gobierno nacional guiado por la mano de Angelici y en consonancia con el Clan Moyano se adueñó de la Asociación de Futbol Argentino, y puso en su mas alto escalón a Claudio “Chiqui” Tapia, sanjuanino de 40 años Dirigente de Barracas Central (equipo que hace 8 años participa de la Primera B del fútbol nacional), yerno de Hugo Moyano líder del sindicato de camioneros y Presidente del Club Atlético Independiente.

No vamos, en este artículo a comentar hechos que son conocidos por todos en cuanto a los desmanejos del tridente de la AFA (Angelici, Tapia, Moyano), sino que vamos a proponer una medida que creemos serviría para mejorar la calidad de la política en la Argentina. Desde los comienzos de la democracia hubo una revalorización por parte de los actores de la política respecto a la participación en clubes de futbol. Mucho más a partir del éxito del actual Presidente de la Nación a partir de su gestión como Presidente de Boca Juniors. Ya Luis Barrionuevo había sido Presidente de Chacarita Juniors y colaboró para que Julio Comparada llegase a la Presidencia de Independiente. Otro ejemplo mas actual, Victor Santa Maria, Secretario General del gremio de los Porteros de Edificios, Presidente del Partido Justicialista de la Capital y representante en el Parlasur, es el Presidente del Club Sportivo Barracas. Anibal Fernandez quien fue por 5 años Presidente del Club Quilmes. Un recuerdo para los innumerables esfuerzos de Alberto Fernandez para intentar que el contador Jose María Aguilar, Presidente de River Plate desde 2001 al 2009, ingresara en la política proveyendole recursos desde el Estado Nacional.

Se podría seguir con la enumeración de casos, en toda la geografía de la Argentina es igual, a partir de la participación en la conducción de equipos de fútbol, los dirigentes políticos suman un recurso estratégico a la forma de hacer política de los últimos 20 años, militancia rentada, dinero negro y relaciones territoriales.

En esos lugares tienen acceso a grupos de choque (barras bravas), recursos económicos, ventas de jugadores, lavado de dinero, el futbol es, junto a la “actividad inmobiliaria” o real state, una de las actividades que permite mover sumas de dinero sin control. Y ya todos sabemos que lamentablemente es un circuito por donde transita la droga.

Cuál es el punto de esta nota? Lo que queremos es mostrar como en la Argentina la dirigencia es incapaz de hacer algo bien, porqué? Porque no le interesa, los dirigentes de la AFA, no han sido capaces de entender al equipo que fue al mundial, ni a ellos ni a su Director Técnico Sampaoli el cuarto en 2 años, contando al vasco Olarticoechea en las Olimpíadas de 2016, sino que utilizaron la AFA para afianzar sus intereses y los de sus mandantes, Macri, el Grupo Clarín, TyC, etc.

Así llegamos al mundial y así trabajó el entrenador “a la Argentina”, probando y errando (suena conocido) y queriendo imponer un estilo de juego que solo trajo confusión en los jugadores. A raíz de la mala actuación de la Selección (hasta ahora) los grupos interesados, Clarín, TyC, Agremiados, han generado una vorágine de desinformación poca veces vista. Han puesto el manual de “cómo a través de los medios de comunicación masiva llevar a una sociedad a la irritación” a funcionar con todo su detalle.

Nuevamente quienes pierden? Los argentinos. Porqué? Porque a la gran mayoría de los Argentinos nos gusta el fútbol, y siempre apoyamos a la Selección Nacional, mucho más a la hora del mundial. Pero los personeros de “la grieta” hacen lo imposible para generar discordia y mala onda en la población, siempre lo hacen, pero es en determinados momentos que son bestiales y este es uno de ellos.

Pero como siempre pensamos los Argentinos de bien, si hay chance hay esperanza, no solo en seguir adentro del mundial, sino de construir una Argentina mejor. Pero solo lo podremos hacer con dedicación, esfuerzo, humildad, con el aporte de los que saben, de aquellos que tienen mucho para aportar y que no son consultados.

El Peronismo tiene gente muy valiosa para comenzar a pensar el País que viene, lejos de la estupidez del “supermercado del mundo”, tratar de construir un Proyecto de País teniendo en cuenta los principios fundamentales para construir un modelo social, que permita al Hombre y la Mujer de nuestra Patria:

  • Comprender a la Nación como unidad abierta generosamente con espíritu universalista, pero consciente de su propia identidad.
  • Realizarse en sociedad, armonizando los valores espirituales con los materiales y los derechos del individuo con los derechos de la sociedad. Hacer una ética de su responsabilidad social.
  • Desenvolverse en plena libertad en un ámbito de justicia social.
  • Que esa justicia social esté fundada en la ley del corazón y la solidaridad del Pueblo, antes que en la ley fría y exterior.
  • Que tal solidaridad sea asumida por todos los argentinos, sobre la base de compartir los beneficios y los sacrificios equitativamente distribuidos.

Esto lo planteo Perón en 1974, sigue siendo un deseo honesto y por eso lo rescatamos, cada día debemos trabajar para la Unidad de los Argentinos todos. Con humildad y seriedad, desterrar la mediocridad que ha llevado a nuestro País a la ruina.

 

0
0
0
s2sdefault