Cuando mas lo necesitábamos se nos fue el Gallego.

El Peronismo mas coherente de la Argentina se encuentra en este momento totalmente conmovido por el fallecimiento de José Manuel de la Sota.

De la Sota, entendió lo que necesitaba la Argentina: la Unión de los Argentinos y el crecimiento de la Patria. Incansable soportó, liderando su provincia, los maltratos de Cristina Fernandez de Kirchner que no pudieron doblegarlo.

Nuestro último líder se ha ido, solo queda la inconmensurable mediocridad de dirigentes que, ojalá, intenten imitar el esfuerzo de José Manuel por entender los verdaderos problemas de la Argentina. Ganó el corazón de los cordobeses a fuerza de abrir su cabeza para ser el Gobernador de todos los habitantes de la Provincia Mediterranea.

Hoy los Peronistas estamos de luto.

El mejor o tal vez el único homenaje que podamos hacerle, es reconocer el verdadero destino del Peronismo que consiste en volver a pensar la Argentina, dejar de lado las frase hechas y dedicarse a construir un Modelo de Nación acorde al mundo que nos toca vivir.

Hacer una Patria grande es solamente una frase, hay que llenarla de contenido. Debemos retomar la participación dentro del peronismo para que los malandras, chorros, ineptos, desgraciados queden afuera del Movimiento.

Y aquellos que sean dignos del legado del Gallego, que se pongan los pantalones y lleven al Peronismo a conducir los destinos de la Nación para crecer en unión y libertad.

0
0
0
s2sdefault